FAMI para corregir las secuelas de un lifting

La Técnica FAMI usa tus propios tejidos para un rejuvenecimiento natural sin bisturí.

Antes de FAMI

Después de FAMI

La paciente, mayor de 50 años, se sometió a la Técnica FAMI para corregir las secuelas de un lifting facial quirúrgico de resultados insatisfactorios.
Tras someterse a los cuidados de la Técnica FAMI, recuperó su aspecto jovial y natural de años atrás. Además, la Técnica FAMI le devolvió el volumen facial perdido durante el envejecimiento.

Antes de FAMI

9 meses después de FAMI

Un lifting facial quirúrgico había endurecido la expresión de la paciente de 50 años, como se puede ver en su mirada y sonrisa.
La Técnica FAMI devolvió la naturalidad y la dulzura al rostro de la paciente como se aprecia en su mirada. Además, restauró el relieve de sus pómulos y recuperó la expresiva sonrisa de su juventud.

Antes de FAMI

15 meses después de FAMI

El lifting ha corregido su flacidez pero, debajo de la piel, su estructura ósea y muscular continúa envejecida, lo que explica que su rostro luzca plano, sin relieves. El estiramiento no ha logrado rejuvenecer su expresión.
La Técnica FAMI devolvió la naturalidad a su expresión, permitiéndole recuperar volumen y profundidad en su rostro. 15 meses después de FAMI, la paciente luce una imagen vital y natural.