FAMI para corregir la flacidez

La Técnica FAMI usa tus propios tejidos para un rejuvenecimiento natural sin bisturí.

Antes de FAMI

Después de FAMI

La paciente presentaba un rostro que había perdido mucho volumen y profundidad, y con una flacidez notable.
La Técnica FAMI ha transformado su contorno facial, corregido la flacidez y devuelto el volumen que había perdido.

Antes de FAMI

Después de FAMI

El plano detalle de su perfil derecho evidencia la pérdida de volumen de su rostro con el envejecimiento.
Después de la Técnica FAMI, su rostro ha recuperado volumen facial, haciendo evidente el rejuvenecimiento de su cara.

Paciente en su juventud

Antes de FAMI

La paciente, a sus 32 años, aún no ha experimentado los cambios que trae consigo el envejecimiento.
La misma paciente, con 54 años, ha perdido mucha grasa, sus músculos se han destensado y su estructura ósea se ha erosionado. Su imagen se ha endurecido.

Paciente en su juventud

Después de FAMI

La paciente, a sus 32 años, aún no ha experimentado los cambios que trae consigo el envejecimiento.
Con 54 años y tras someterse a los cuidados de la Técnica FAMI, luce jovial, guardando grandes similitudes con su imagen 22 años atrás.

Paciente con 39 años

Paciente con 54 años

La paciente, a punto de cumplir 40 años, presenta profundas marcas de expresión, uno de los primeros signos del envejecimiento.
La Técnica FAMI transformó de forma natural su expresión, suavizando las arrugas, bolsas y ojeras. Con 54 años, ha recuperado la juventud en su rostro.