Medicina Estética

Los tratamientos de medicina estética combaten los efectos del tiempo
en su piel y realzan su belleza sin necesidad de cirugía.

Peelings

Un peeling es la utilización de sustancias químicas sobre la piel para eliminar las capas más envejecidas de la cara, y combatir manchas y acné. El resultado es un rostro con menos arrugas y una piel más joven, más uniforme y con mayor luminosidad.

El paciente dispone de una amplio abanico de opciones para elegir que van desde aquellos peelings que actúan sobre las capas más profundas de la piel a otros más superficiales.

Rellenos Faciales

Ácido Hialurónico

Anteis Injection System es, en la actualidad, la herramienta más avanzada para aplicar los rellenos faciales con ácido hialurónico.

El relleno facial con ácido hialurónico como método de rejuvenecimiento facial está considerado una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de las arrugas del borde del labio superior, marcas de expresión del surco nasogeniano, arrugas del escote, etcétera.

 

Ácido Poliláctico - Sculptra

Sculptra es el tratamiento más avanzado para combatir la aparición de arrugas en la piel. Sculptra favorece a la fabricación natural de colágeno que nutrirá las grietas cutáneas formadas durante el envejecimiento.

Sculptra se usa para combatir las arrugas en el entrecejo, párpados o patas de gallo; suavizar las marcas de expresión como las del surco nasogeniano o el cuello; dar volumen a los labios, pómulos o mejillas; o atenuar bolsas y ojeras, entre otras cosas.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)
El tratamiento con plasma rico en plaquetas (PRP) es uno de los más novedosos tratamientos de reparación del tejido en cara, cuello, escote, manos y cuero cabelludo.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se emplea para aumentar el grosor de la piel, devolverle su elasticidad y firmeza, y disminuir los efectos de la oxidación celular.

La gran ventaja de este tratamiento es que se aplica con un producto extraído del propio paciente y, por tanto, no hay riesgo de rechazo natural.

Toxina Botulínica

La inyección de toxina botulínica de tipo A -toxina conocida por su marca comercial más popular, Bótox- es, sin duda, el tratamiento de medicina estética por excelencia. Se trata de la inyección de una mínima parte de un poderoso veneno que, desde hace años, es utilizado como producto cosmético para el tratamiento de las arrugas faciales.

La toxina botulínica tiene la capacidad de paralizar el músculo por un tiempo determinado que generalmente no supera el año, suavizando las marcas de expresión del paciente durante ese preciso período.