Técnica FAMI

Un revolucionario procedimiento que garantiza el rejuvenecimiento facial sin cirugía

Introducción

 

En qué consiste la Técnica FAMI

La Técnica FAMI es un procedimiento basado en la inyección de tejido mesenquimal (células madre adultas) para restaurar las tres estructuras anatómico-faciales (ósea, muscular y tejido adiposo) dañadas por el envejecimiento.

El resultado es un rejuvenecimiento natural, a partir de la regeneración de los elementos faciales (huesos, músculos, grasa y piel) que han sufrido desgaste con la edad. Todo esto es posible gracias a las propiedades reparadoras de las células madre adultas (presentes en el tejido mesenquimal extraído del propio paciente).

La Técnica FAMI rejuvenecerá por dentro y por fuera el rostro del paciente.

FAMI como alternativa al lifting

Este procedimiento de rejuvenecimiento facial no realiza incisiones, ni deja cicatrices de ningún tipo, por lo que se presenta como una excelente alternativa al lifting tradicional.

Tratamiento reparador con FAMI

La Técnica FAMI es capaz de corregir deformidades provocadas por algún accidente o enfermedad gracias a las propiedades regenerativas de las células mesenquimales multipotentes (células madre de la grasa).  Además de ser utilizada para rejuvenecer el rostro, la Técnica FAMI se presenta como una perfecta alternativa a la cirugía reparadora.

¿Es adecuada para mí?

¿La Técnica FAMI es adecuada para mí?

La Técnica FAMI de rejuvenecimiento facial se aplica con resultados sorprendentes, tanto en cirugía meramente estética como en reconstructiva, en casos de labios leporinos, deformidades ocasionadas por accidentes, defectos congénitos, etcétera.

Cualquier persona puede someterse a los cuidados de la Técnica FAMI.

Durante

La técnica

La Técnica FAMI, con 15 años de historia, es el primer procedimiento estético que garantiza el rejuvenecimiento en rostros envejecidos.

La intervención comienza con la extracción de tejido graso del paciente para obtener células mensenquimales multipotentes (células madre de la grasa). A continuación, se centrifuga el tejido graso extraído para obtener un concentrado rico en células madre. Posteriormente, se lleva a cabo la inyección, con anestesia local.

En la Técnica FAMI se trabaja sin levantar la piel y, por lo tanto, no hay que lamentar cicatrices.

La Técnica FAMI de rejuvenecimiento facial está basada en un conocimiento anatómico muy preciso y profundo. Se presenta como una intervención simple para el paciente pero se trata de una intervención de gran complejidad para el cirujano, que deberá disponer de gran experiencia médica y amplios conocimientos en anatomía facial.

Después

La recuperación

El riesgo de dañar nervios, arterias o venas desaparece con la Técnica FAMI.

La Técnica FAMI de rejuvenecimiento facial descarta una posible reacción facial al injerto al tratarse de tejido extraído del mismo paciente. La inyección, llevada a cabo mediante 9 cánulas anatómicas -cada una adaptada a la morfología particular del músculo intervenido-, se aplica siguiendo las fibras musculares y por debajo del envoltorio de los huesos.